Ir al contenido principal

La lengua y la mala praxis

No encuentro explicación a la falta de respeto que se tiene a la gramática por parte de los periodistas, sobre todo de los deportivos. Hace ya algunos años que la preposición 'sobre' se ha convertido en muletilla para los narradores de partidos de fútbol -sobre todo- fagocitando lingüísticamente a otras preposiciones más adecuadas para según qué expresiones. He aquí algunos ejemplos:



-'Falta sobre Pepe'. Lo correcto sería: “Falta a Pepe”.
-'Fulanito lanza sobre Menganito': por 'hacia Menganito' o 'a Menganito'.
-'El defensa carga sobre el delantero'. Por 'el defensa carga contra el delantero'.
-La que más me irrita: 'Ramos encara contra Messi', por 'Ramos encara a Messi'.

La lengua de una sociedad está en continua evolución, como la misma sociedad, pero estos malos usos del idioma por parte de profesionales que supuestamente lo dominan no hacen sino empeorar deliberadamente la salud de una lengua que sigue viva y llena de riqueza después de unos cuantos siglos de andadura y maduración. Sería de agradecer que personas que han sacado una licenciatura en periodismo pongan el mayor esmero, cuando utilizan el idioma de tantos, en usarlo según las normas de estilo que aprendieron en la universidad. Y, a quienes los contratan, no estaría de más pedirles que incluyeran una breve prueba de buen uso del idioma como requisito indispensable para ofrecerles un contrato de trabajo. Porque en este país nos gusta quejarnos de lo poco que se ofrece a los contratados sin ponderar las contraprestaciones legítimamente reclamables.


Muy de tarde en tarde, pensamos -yo, al menos, lo pienso- que los futuros profesionales de la comunicación deberían conocer las herramientas básicas de su oficio: las palabras. No todo son derechos en un país libre y democrático, también hay responsabilidades inexcusables que suponen deberes que cualquier profesional debe asumir para aspirar a un puesto de responsabilidad. Y el de comunicador de masas es un empleo fascinante con una enorme carga de responsabilidad. Asuman los aspirantes a periodistas -y sus futuros jefes- dicha responsabilidad y estén dispuestos a supervisiones -con sanciones, si procediesen- por parte de las administraciones competentes en el campo cultural, y esbocemos un nuevo escenario donde los comunicantes -además de comunicar- vayan enseñando al espectador-receptor-sujeto comunicado a utilizar las herramientas básicas para que también él pueda comunicar con otros -o a otros- sin violentar las reglas básicas de cualquier comunicación y que comienzan por el buen uso del propio idioma.

Lo que no veo del todo es un consenso que comprometiese a todas las partes en la aceptación de las normas gramaticales idiomáticas y mucho menos en su cumplimiento obligatorio. Porque, al ser viva, la lengua, aun la estatuída, crea sus propias trampas. Y si a un tramposo -pongamos que por analfabeto- se le ofrecen trampas...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Machismo asesino

De entre los crímenes que se han estatuído como habituales en casi todas las sociedades contemporáneas me resultan especialmente repugnantes las agresiones sexuales. Cualquiera puede ser una víctima pero los grupos de riesgo más elevado con diferencia son las mujeres y los críos. Los niños son víctimas potenciales de casi todo por su indefensión biológica y psicológica, y esta invalidez propia de sus pocos años está más que asumida por los mayores quienes mediante el instinto de protección y las leyes especiales para infantes ponen un especial empeño en protegerlos. Y aún así son los niños quienes más sufren y menos defensas tienen cuando suceden tragedias del tipo que sea. Pero ese peligro extra al que están expuestos es inherente a la niñez y toda la sociedad lo tiene asumido.
Con las mujeres la cosa es bien distinta. El innegable hecho de su inferioridad física respecto a los hombres y el detalle fisiológico de que no haga falta que la mujer se excite sexualmente para que el hombre …

Resumen de un cuento de fantasmas

Me encantan los cuentos de fantasma. Aquí les apunto uno de los más sintéticos de Washington Irving, “El estudiante alemán”, que H.P. Lovecraft clasificó como ejemplo de la “Desposada cadáver”, tomado de la compilación “Fantasmas” de Eduardo Berti..
En “El estudiante alemán”, el joven Gottfried Wolfgang es un apasionado de la lectura que cree en un mundo imaginario al margen del mundo real y que todas las noches sueña con un mismo rostro de mujer. En el inicio del relato, Wolfgang camina por las calles de la Francia revolucionaria cuando, al llegar a una plaza, ve una persona junto a una guillotina. Para su asombro, la persona es la mujer con la que él sueña y de la cual se ha enamorado. Wolfgang y la mujer mantienen este diálogo:

-¡No tengo amigos sobre la tierra! -dijo ella. -Pero tiene hogar -replicó Wolfgang. -Sí, ¡en la tumba!

El estudiante recoge a la mujer y le ofrece que vivan juntos para siempre. “¿Para siempre?”, pregunta la desconocida, con solemnidad. “¡Para siempre!”, repite W…

La inutilidad de algunos tratamientos

Cuando los padres de Miguelito llevaron a su hijo al psicólogo a causa de unos problemas de adaptación en el colegio se quedaron sorprendidos del diagnóstico: Miguelito era un superdotado para casi todas las disciplinas académicas pero un completo gilipollas para la vida. El psicólogo les aconsejó que no se preocuparan porque esto era algo relativamente frecuente y además se podía intentar solucionar con una terapia adecuada. El niño era un fuera de serie en lo abstracto y un completo negado en lo práctico. Así que se estableció un programa terapéutico que debía dar los frutos deseados en un año a más tardar. Ya desde las primeras sesiones el terapeuta advirtió que los resultados iban a depender en buena medida de la inversión de la gilipollez de Miguelito, que parecía tener más calado psíquico que las habilidades por las que destacaba su mente. A pesar de los diferentes métodos usados por el especialista para frenar lo indeseable y potenciar lo más valioso en la mente del niño, ningu…